jueves, 25 de junio de 2009

Teroleja, mi pueblecico

Cada vez que me preguntan por mi pueblo, siempre tengo que decirlo dos veces, no sé si por lo extraño del nombre, o por que esperaban conocerlo y prueban a escucharlo una segunda vez a ver si les suena más. Pero lo que si que es extraño, es que en mi blog todavía no haya hablado de mi querido pueblo.
La verdad que siempre digo que está al lado de Molina de Aragón (Guadalajara), para que la gente lo vaya situando, aunque no me gusta, pero espero que eso cambie, y lo conozcan sin dar nombres de pueblos más importantes de alrededor. Significará que se ha hecho una buena campaña de marketing.Es un lugar, para mí y para muchos, de disfrute de las vacaciones de verano y Semana Santa. Y todos esos años que se han pasado por allí, un servidor ha ido echando raíces. Puede que no sea el mejor pueblo de España, pero como para mucha gente, su pueblo es el mejor.

Lo mejor de ser pequeño, es la gente. Conoces a todo el mundo, te paras a hablar con todos, si hay suerte te llevas bien con todos ellos, aunque no siempre pasa eso.
Teroleja se encuentra situado en medio de nada, en medio de la región que han comparado con Siberia por la escasez de habitantes por metro cuadrado. Y aunque sean dos lugares completamente diferentes, algo si que tienen en común, y ese algo es el frío , estando en la zona más fría de España, lo que lo convierte en un lugar idóneo para el veraneo, cuando en la capital ves todos los días un 38º por los termómetros de la ciudad.

A parte, está lindando con el parque Natural del Alto Tajo, que por naturaleza no será, y donde se puede disfrutar de parajes sin igual. Y por supuesto, el cielo, libre de contaminación de todo tipo, y donde mirarlo por las noches es todo un espectáculo, hasta te cansas de pedir deseos viendo las estrellas pasar.
La única pega que puede tener Teroleja es que no tiene fiestas de verano, como todos los pueblos de las cercanías, con su orquesta y sus bailes. Pero no se si eso es una ventaja o una desventaja, porque viendo como quedan las calles de los pueblos tras un día de fiestas, casi prefiero montarnos la fiesta a nuestra manera.
Y, por supuesto, también tiene su historia, desde la construcción de la Iglesia Románica en el s. XII hasta nuestros días.
Y para acabar, algo importante que no falte, la familia, que aunque no de sangre, todos somos una gran familia y no hay nada mejor como una buena compañía en el, para mí, mejor pueblo del mundo.
¡¡Quedáis todos invitados!!

2 comentarios:

Javier dijo...

Ohhhh qué bonito y románticooooo ;)
Comparto contigo todas tus palabras.
Pasarán muchas cosas, años, personas... pero Teroleja siempre será Teroleja.

Javi.

Chencho dijo...

Jaja, gracias hermanote, no tenía otras palabras para definir Teroleja a la gente que no lo conozca, me ha quedado un poco de anuncio de vacaciones, pero podría ser. Te imaginas agencias ofertando viajes a Teroleja?? XD y por que no?? Locura!!! Eso si, aun hay que arreglar lo que queda del pueblo.

Publicar un comentario