miércoles, 24 de febrero de 2010

Historias de Zaragoza en fotografía

Iba el otro día paseando por el centro de Zaragoza, con el objetivo de hacer hambre para que que entrara mejor la cena, cando me paré en frente de un escaparate.
Me encontraba en la céntrica calle Jerónimo Zurita, a la altura del estudio de fotografía "Pomarón".

En un rincón de su escaparate se podía ver un letrero en el que ponía: "Se venden fotografías antiguas de Zaragoza" y alrededor del cartel, unos cuantos ejemplos de fotos con las que me quedé gratamente sorprendido.

La que más me llamo la atención fue una foto que mostraba la construcción de las dos últimas torres de la basílica del Pilar, las dos que dan al río Ebro. Os muestro una parecida que he encontrado buscando por internet.

Tal fotografía se me quedó grabada en la cabeza, y en cuanto llegue a casa me puse a indagar en la historia de uno de los mayores símbolos de la ciudad, por no decir el más destacado, el Pilar de Zaragoza.

Y la verdad que la búsqueda no me dio más que sorpresas a medida que encontraba algo nuevo. Para los que no les importe leer la historia del Pilar, aquí pueden hacerlo.

De repente me encontré con una pintura panorámica de Zaragoza, testimonio realmente fiel de lo que fue la Zaragoza de 1647. Y es que menos mal que las pinturas nos hacen el papel de la fotografía actual para imaginarnos con todo detalle cómo era el mundo por aquellos tiempo.


El cuadro, supuestamente lo realizo J. B. Martínez del Mazo, cuyo maestro fue el célebre Velazquez, al que alguno le atribuyen el cuadro.
En esta magnífica huella que nos dejo el artista, podemos ver muchos de los todavía lugares emblemáticos de la capital del Ebro. Entre ellos, podemos distinguir:

- La Seo, catedral de Zaragoza, eso sí, sin el campanario, el cual no había sido construido.

- La Lonja.

- El puente de Piedra, por entonces derruido debido a las inundaciones que tuvieron lugar aquel año.

- La Torre nueva, notable construcción en el "skyline" de Zaragoza. Una pena que ya no exista semejante monumento.

- Y justo al lado y del que os quería dar noticia, el Pilar. Es ese edificio que tiene 3 torres pegadas y un torreón en el otro extremo.

Y muchos más lugares son todavía identificables en el cuadro. Pero es que ver como difiere el Pilar de entonces con el actual, es algo que dan ganas de viajar en el tiempo y poder conocer la ciudad entonces.

Pero bueno... hablar de la evolución del Pilar, bien merecería otra entrada.
Así que lo dejo por hoy, y paso el turno a los más curiosos.

2 comentarios:

Raúl dijo...

Ay no sabes lo que me alegra que te aventures a investigar un poco más de zaragoza... pues no es la ciudad unicamente del pilar y la calle alfonso. Bueno, ya sabes que soy fiel enamorado de Zaragoz, y que por eso la muestro en todo su esplendor (todavia sigo pensando que el ayuntamiento deberia pagarme por la promocion que le hago...) otras posibles actualizaciones podrian ser la Zaragoza musulmana, contando con la Aljaferia como muestra de ello. Se ve que Zaragoza siempre ha sido una de las ciudades con más diversidad de culturas (como lo era Toledo). Le llamaban la medina blanca. Hay tanto que no se de Zaragoza, que poco a poco espero ir conociendo, y como no yo ofrecere dicha información a mis presas de viaje:). Porque el saber no ocupa lugar, y llena de satisfacciones la vida diaria. Un beso hermano!

Chencho dijo...

Raulito, a mi siempre me ha gustado la historia, y más de Zaragoza. Y no considero que solo el Pilar y la Calle Alfonso destacan en la ciudad sobre todo lo demas. Al contrario. Simplemente quería remarcar el echo de que un símbolo como lo es el Pilar, diría Mundial, tan solo hace unos cientos de años fue completamente diferente, y yo no tenía ni idea de ello. Solo eso.
Me alegro que te gustara la entrada y espero que colabores en dar información cuando hable de estos temas, que te gustan mucho.
Un saludo hermano quillo.

Publicar un comentario